jueves, 21 de febrero de 2008

Bien por Heineken

Desconozco si realmente es la primera cerveza light del mercado, pero el lanzamiento de Cruzcampo Light me parece un gran acierto.
http://www.youtube.com/watch?v=NWkdgHuK5S0
No tanto por el producto, las mismas características organolépticas imprescindibles para los autoproclamados expertos en cervezas (pero que son incapaces de diferenciar una pilsen de una lager en una cata ciega), sino por la orientación al cliente.
Ahora que la apuesta del marketing se centra en los cosméticos para hombres, nos tenemos que rendir ante el hecho de que machos (de los de verdad), quedan pocos y tienen entre 50 y 65 años.
El resto del público objetivo se ha educado (o ha sido obligado por su médico de cabecera) en un entorno en el que la vida equilibrada (alimentación sana, ejercicio moderado) es parte de la vida cotidiana. ¿O es que alguna vez sospechamos que nuestras madres hablarían de triglicéridos, colesterol o grasas saturadas con la alegría que antes conversaban sobre Falcon Crest?
Y Heineken se atreve a disparar contra el estereotipo más difundido en nuestro país: la barriga cervecera. Toda una institución.
¿Se está tirando piedras contra su tejado?
Yo creo que acierta. La técnica permite conseguir productos con los mismos atributos físicos, pero que además arrasan en cuanto a atributos emocionales.
¡¡Qué mejor manera de sustituir un cuarto de hora de footing que con una cervecita fresca!!!
Pero creo que se equivoca con la palabra "light". En el extranjero es la palabra habitual, pero en España tiene una connotación peyorativa (ver mi siguiente entrada en marketblog).
Una objeción. Tanto se ha orientado Heineken a sus clientes, que al abrir su página web se despliega una fabulosa colección de música, conciertos y hasta juegos.
Pero no hay manera de encontrar la selección de cervezas.
Ojo con perder el foco.

2 comentarios:

mambrú dijo...

Vayamos por partes. El llamar Light a esta cerveza es,ente otros motivos, debido a que este es el nombre mundialmente conocido para este tipo de cervezas, que en paises como USA suponen ya el 50% de las ventas de cerveza. No se trata solamente de una cerveza baja en calorías (30% menos), como puede pasar con la nueva Coca-Cola Zero, sino que además tiene menos alcohol que una cerveza normal (2,4º).
Damm, por ejemplo, ha sacado la Free Damm, pero no tiene nada que ver con Cruzcampo Light, ya que se trata de una cerveza "libre" de alcohol y con menos calorías que las sin normales, pero no es una light propiamente dicha.

Con este lanzamiento Heineken sigue liderando el mercado en cuanto a innovación, uno de los pilares por lo que más apuesta la compañía. Lanzamientos recientes como la propia Cruzcampo Light, la sleek can (sacada al mercado junto con el lanzamiento de Cruzcampo Light), el barril de 5 L (único en el mundo), la Shandy fruta de la pasión, y su último lanzamiento, el beertender (www.beertender.com, ¡que chilo queda en el salón!) son solo algunos ejemplos innovadores de esta marca. Basta decir que incluso la propia empresa en tiene un concurso interno de innovación entre sus empleados, en donde las ideas ganadoras no solo reciben "suculentos" premios, sino que reciben los fondos suficientes para que puedan ser puestas en práctica.

En cuanto a la orientación al mercado de su página web, hay que decir que la página a la que te estás refiriendo es la de la marca Heineken, y como es obvio, en esta página solo tiene cabida esta marca. Heineken en España tiene más de 15 marcas diferentes, y cada una de ellas tiene su propia página web. Una página reciente que acaba de lanzar el grupo, y que además es otra innovación , es la página www.lacalledelacerveza.com, en donde además de ver una gran muestra de todas las marcas que tiene Heineken en España (no están todas), se puede comprar la cerveza que más te guste.

Bueno, tanto escribir me ha cansado... me tomaré una Cruzcampo Light bien fresquita que ya no engordan :-)

jlcea dijo...

La beertender merece un post en mi blog.
Me parece un producto similar a la Nespresso.
Pero un poquito caro, ¿no? Que para servir de elemento promocional de la marca cuesta casi el doble que otros en el mercado...
Ahora bien, estaré encantado de probarlo en mi casa (en el salón, mira que sois pretenciosos, en la cocina, en el jardín o en la bodeguilla) si la marca decide enviármelo ;-)